Ideas para enfrentar tiempos difíciles.


Miro por mi ventana y pienso: ¿quién hubiera podido imaginar una realidad como la que estamos viviendo ahora?  Es algo que supera cualquier fantasía y, claramente, nadie estaba preparado.


A todos nos ha afectado de maneras diferentes dependiendo de nuestras realidades y estados de vida.

Después de varias conversaciones con diferentes personas, con distintas realidades, me tomé la libertad de concluir ciertos puntos que pueden ser de gran ayuda si pasamos por una etapa difícil en nuestros emprendimientos o en nuestra vida personal.

Hay momentos en que no nos imaginamos cómo podemos salir y nos dan ganas de abandonarlo todo principalmente si sentimos que está todo en nuestra contra.  Ninguna persona puede estar ajena al sentimiento que se nos presenta de impotencia y frustración por todo lo que sucede en nuestro entorno ya que somos parte de un todo y es imposible ser feliz o sentirse completamente feliz, si vemos que el resto no lo está pasando bien.  El estrés muchas veces nos juega malas pasadas y como seres, llenos de emociones, a veces nos decimos: "cómo saldré de esto?" "qué puedo hacer", "ya no puedo más"!  Todas estas interrogantes son válidas.



Pero lo que puede marcar la diferencia entre las personas es la actitud que tengamos frente a una situación por muy terrible que esta pueda ser.  La invitación es a plantearse lo siguiente: La situación ya está y tengo dos opciones: Sigo sintiéndome muy mal por lo que me pasa y me mantengo en la queja y en la pena o me pongo de pie, analizo para qué cosas tengo habilidades y persevero! 

Existen herramientas a tu alcance para superar las crisis: tomar estas malas experiencias, analizarlas y convertirlas en algo de valor.  De todo lo "malo", siempre surge algo mucho mejor!



Algunas ideas son:

1. Ordena tu entorno: si ya estás con estrés, intenta cambiar el orden de las cosas que aumenten tu ansiedad en tu propio espacio.  Ordena tu mesita, tu habitación, no acumules cosas que realmente nunca usas, haz que tu entorno se vea espacioso por pequeño que sea y así habrá más claridad de las cosas que están pendientes y de las cuales te puedes ocupar.  Recuerda que como se vea tu entorno, es el reflejo de tu propia vida.

2. Observa las cosas buenas de la vida: al enfrentar momentos complicados vemos todo bajo una nube absolutamente negra que nos impide ver la verdadera realidad de las cosas.  Respira en tu espacio ya ordenado y piensa en todo lo bueno que tienes.  Escribe estas cosas y léelas cada cierto tiempo.  Te vas a sorprender de todas las cosas positivas que forman parte de tu esencia y estarás más consciente de que no todo está tan mal.



3. Rodéate de gente positiva: necesitas gente que inspire, que te entregue energía bonita y de corazón.  Lo que no necesitas en estos momentos es  gente que con su mala actitud no te apoye y te frustres mucho más.  Con gente positiva podrás ver las cosas con otros ojos y convertir lo que te parece innecesario y molesto en acciones con sentido para tu propia felicidad y la del resto.

4. No te tomes las cosas de manera personal: No dejes que los comentarios u opiniones de otros te afecten.  Cuando enfrentas un problema, lo más común es verlo como un defecto tuyo pensando en que no eres capaz, es que eso no es para ti o en que las personas te odian y por eso no te apoyan.  Los otros actúan o dicen cosas dependiendo de su estado de vida en ese momento o de sus propias vivencias.  Tratemos de ser empáticos y pensemos mejor en que esa persona no está pasando por un buen momento o tiene una historia que no le permite ver las cosas de forma más positiva.  No actuará así sólo contigo; lo hará con la gran mayoría porque es su condición.

5. Mueve tu cuerpo: el ejercicio es vital para cargarse de energía.  Quizás puedas pensar que no tienes tiempo ni ganas de hacer ejercicios, pero si haces el listado de las cosas buenas que mencioné más arriba, te darás cuenta que algo esencial en nuestras vidas es la salud.  No debemos descuidar nuestro cuerpo que es nuestro templo.  El hacer ejercicios puede ser difícil al inicio, pero aunque sea unos minutos al día o ciertos días de la semana, velo como una terapia para sacar tus enojos, tristezas y frustraciones y cambiar tu energía.

Si a pesar de todo esto, aún no sabes cómo salir adelante, conversa con alguien de tu confianza, con experiencia, que sepas que será honesto contigo y libera tus pensamientos.  No estamos en este mundo solos.  Somos individuos inmersos en una sociedad por lo que somos parte de un todo.  Entre dos o más podemos crear más ideas, encontrar soluciones, sentirnos más en paz y salir adelante.



Por: Carol Jaque Trujillo.

Fundadora y Directora Ejecutiva de Centro de Idiomas Maryland, empresa con 18 años en el mercado. Nuestros servicios están relacionados con soluciones idiomáticas: desde clases de idiomas hasta servicio de traducción, ayuda con visitas del extranjero en terreno, preparación de Tests Internacionales, preparación para entrevistas de trabajo en un segundo idioma, clases dinámicas e interactivas para niños y adolescentes, asesorías para migración académica.  Trabajamos con profesores calificados de Inglés, Portugués, Francés, Italiano, Japonés, Chino, Español para extranjeros, entre otros.

Todos los días tratamos de hacer feliz a alguien entregándole las herramientas necesarias para que venzan las barreras del Idioma, se atrevan a hablar en público enfrentando su timidez, aprendan a hablar de sus productos o servicios en otro Idioma y los ayudamos a salir al mundo y cumplir sus sueños! Instagram: @idiomasmaryland