top of page

Columna de VALERIA LASKOWITZ

Socia Fundadora de 55 Uncomon Jewelleres / Colaboradora MI

.

A TODOS NOS DAN MIEDOS LOS CAMBIOS: PERO ES TAN RECONFORTANTE ATREVERSE


Desde chica acompañaba a mi papá a trabajar a la joyería ahí nació mi pasión por este rubro. Me encantaba cuando alguien se llevaba una joya que yo lo hubiese ayudado a escoger. Cuando salí del colegio me fui a estudiar afuera Orfebrería y Diseño. Ahí conocí gente con la que mantengo amistad hasta el día de hoy. Volví a trabajar al negocio familiar al lado de mi papá. Lejos la mejor enseñanza fue trabajar a su lado. Ver la importancia de relacionarse con proveedores y clientes era clave. Ser honrada, confiable, cercana, conocer el negocio. Poco a poco fui desarrollando mi personalidad y confianza para diseñar piezas, traer nuevas tendencias y tomar un lugar más protagonista. El hecho de haber estudiado Orfebrería fue clave, a pesar de que nunca más volví a tomar las herramientas puedo conversar con los orfebres claramente, entender los requerimientos de mis clientes.

Aprendí mucho en el negocio familiar. Cuando murió mi papá, continuamos con el negocio con mi hermana. Con 2 tiendas en malls y una en Alonso de Córdova. Pero llegó un momento que nos dimos cuenta de que el mall no nos estaba entregando ni la seguridad ni la experiencia que queríamos por lo que decidimos cerrar las tiendas y reinventarnos.

Ahí tomamos la difícil decisión con mi hermana de cerrar el negocio familiar de más de 60 años y separarnos para cada una ir tras su sueño, nuestra premisa fue no pelearnos por lo que decidimos guardar el nombre de Stefan Joyeros para nosotras y cada una empezar su proyecto con un nuevo nombre, fue así como nació Cinco Cinco Uncommon Jewellers. Tenía clara mi película, me sentí libre, con más ganas que nunca a avanzar, evolucionar este negocio tan potente. A los 55 años, cuando a muchas ya les gustaría tomar las cosas con calma, partí este nuevo proyecto con mi marido, mi hija y mi yerno.

Quería un lugar donde la Experiencia fuera el foco, con taller propio, cercano, donde conversar y conocer a nuestros clientes fuera fácil. Buscamos una buena ubicación , seguridad y que fuera cool, que saliera del esquema de la típica joyería. Con susto de cambiar la forma que llevaba relacionado con los clientes, en un tercer piso, sin la visibilidad de los malls y más encima una nueva marca. Hoy después de 4 años estoy muy realizada con lo avanzado. A todas nos dan miedo los cambios, pero es muy reconfortante atreverse. Hemos hecho un buen trabajo de marca, tenemos un sello, un equipo pequeño, profesional, cercano a nuestros clientes. Nuestro taller está a la vista dentro de la Boutique, hoy los clientes conocen a la persona que les hace su pieza y mejor aún los orfebres también conocen a la persona que va a usar su pieza.

Las redes sociales han sido también de mucha ayuda, nos preocupamos mucho de la estética, de sacar buenas fotos ya que es una vitrina para las personas que no vistan nuestra tienda. Hacemos 1 o 2 eventos al mes. Trabajar con mi hija, Stefanía es muy motivante ya que le da trascendencia al proyecto, es el futuro. Además, ha traído mujeres jóvenes a trabajar. Como mujer, relacionarme con un equipo joven de mujeres me aporta mucho, la sinergia de la experiencia de los años y la energía de la juventud es enriquecedora tanto en lo personal como en lo laboral.

Definitivamente las relaciones que fui haciendo en la vida me han dado mucho. Desde los 25 años estoy visitando alguna feria de joyería en distintos países, eso me ha dado mucho conocimiento en tendencias, marcas y sobre todo amistades con las que puedes compartir los desafíos del negocio. Por otro lado, relacionarme de una manera cercana y confiable con clientes ha sido primordial, mis clientes me llaman, me traen clientes, me han empoderado para ser la persona que soy hoy.

Conocer de mi rubro en Chile, las Asociaciones de Joyeros, compartir con los joyeros chilenos abiertamente ha sido clave. Hay que aprender que la sana competencia es buena y necesaria.

Participar de Mujeres INfluyentes tiene mucho sentido para mi, porque veo a un grupo de Mujeres que quieren ayudarse entre sí y además ayudar al resto. De una manera alegre y cercana, esa es una de las claves del éxito. Hoy las mujeres nos apoyamos, nos ayudamos, nos empoderamos. Somos una tribu y así llegaremos muy lejos.





@valerialasjkowitz

@cincocinco.cl

コメント


bottom of page