Columna de MACARENA SALOSNY

Presidenta Fundación Inspiring Girls Chile | Publicista con Mención en Gestión de Negocios | Diplomada en Coaching Ejecutivo Mención Gestión de Competencias Laborales | Certificada en Análisis de Perfiles de Comportamiento Disc


DE LA INSPIRACIÓN A LA ACCIÓN


Las mujeres y hombres que impulsan cambios y lideran iniciativas que han transformado a nuestra sociedad tienen en común características como la Determinación, el poder de Influir en otros y sobre todo la capacidad llevar a la Acción su propósito.


"Lean In" de Sheryl Sandberg, "El Poder de la Influencia" de Jonah Berger o "El camino del líder" de David Fischman tienen en común que sus autores están convencidos de que el desarrollo de habilidades comunicacionales para transferir nuestra experiencia e inspirar a otros es un factor fundamental en quienes se transforman en Agentes de Cambio.


Un mujer que relata su experiencia profesional a una niña se transforma en una agente de cambio, una mujer que lidera una iniciativa para luchar contra la inequidad en su empresa se transforma en una agente de cambio así como también lo quien es casi la única mujer en su empresa o en su rubro, una mujer que impulsa a otras en su desarrollo personal también lo és y estoy tremendamente agradecida de estar rodeada de decenas de agentes de cambio que todos los días realizan acciones que abrirán nuevas oportunidades a las próximas generaciones.


Inspiring Girls es una iniciativa en la que la vocación es clave, pero también lo es el reconocer que cada una tiene una historia personal que puede inspirar a otra persona, y no visto desde el ego sino de la profunda humildad y generosidad que conlleva abrir nuestro corazón a otras personas con el simple propósito de enseñar.


Todas somos fuente de inspiración, todas hemos cometido errores de los que hemos aprendido, hemos superado desafíos, hemos tenido logros y ganado batallas internas; liderar la fundación en Chile me ha permitido ver con otros ojos la realidad de la mujer en nuestro país y he quedado sorprendida del poder de resiliencia y empuje que tenemos, estoy tremendamente agradecida de tener la oportunidad de inspirarme diariamente y pertenecer a ésta red de mujeres potentes.


Las cifras dicen que sólo el 49% de las mujeres trabajan en Chile, de ese porcentaje cerca del 82% gana el sueldo mínimo o un poco más, la participación de mujeres en la industria TI es apenas del 17% y hay una alta tasa de deserción cercana al 40% entre las poquísimas mujeres que ingresan a carreras tradicionalmente masculinas como la ingeniería eléctrica o informática.


¿Y qué podemos hacer frente a cifras como estas? Siento que en lugar de esperar la implementación de políticas públicas o el apoyo de grandes organizaciones, cada una se puede comprometer con alguna acción concreta que tenga un impacto pequeño pero que sumado con otras acciones de cientos de personas impulsará el progreso que estamos buscando.