top of page

Columna de JACQUELINE DEUTSCH

Psicóloga Clínica/ Magister en Psicoanálisis Relacional e Intersubjetivo/ Diplomada en Trauma Complejo/ Cofundadora de la Fundación YoQuieroEstar


UNA COMUNIDAD INFLUYENTE


Hace casi ya seis años recibí el reconocimiento de esta comunidad como Mujer INfluyente del año por el aporte que entregaba mi blog sobre psicología.

La sorpresa fue grande y sin duda marcó un antes y un después en mi carrera profesional.


Luego de siete años alejada de mi profesión, un quiebre familiar que me ubicó como actriz principal en un escenario para el cual no tenía texto. Mamá de 4 hijas y en ese entonces abuela de 3 nietos, creé un blog para dar a conocer que volvía a ejercer como psicóloga de niños adolescentes y padres.


El foco estaba en la necesidad de las familias para acceder al mundo de la psicología asociada a la problemática de la crianza. Un lenguaje sencillo para problemas complejos y que Mujeres INfluyentes premió.


Recibir este reconocimiento me sirvió para volver a creer en mi y ese valor es incalculable. Me reinventé. Aprendí sobre redes sociales, el lenguaje rápido y sin pausa de las nuevas generaciones. Del dolor de la infancia y la soledad con la que se vive la maternidad. Mi blog se trasladó a Instagram, respondiendo a los nuevos tiempos.


Luego vino la pandemia y nuevamente tuve que recurrir a la imaginación para seguir avanzando. Las pistas me la dieron los mismos seguidores. Así es como encontré un modelo de Visitas Domiciliarias lo que me permitió seguir trabajando y, a la vez, confirmar con mas fuerza, que las mujeres que son madres tienen una necesidad urgente de poder conciliar la vida laboral con la familiar.


Ya finalizando la pandemia y haciendo uso de nuevos contactos, me uní a la organización de la sociedad civil YoQuieroEstar que buscaba la implementación de una ley sobre conciliación. Trabajamos fuertemente este tema y mi foco, mas que estar centrado en la modificación del código del trabajo, era visibilizar una realidad difícil de asumir, una verdadera epidemia en salud mental que sufren niños, niñas y adolescentes que viven una vida estructurada para que sus cuidadores, ya sea padre, madre, o ambos, puedan trabajar. 


Por más de un año estuvimos viajando al Congreso en Valparaíso y nos reunimos con actores políticos de todos los colores, conquistando corazones, decíamos para darnos el impulso de continuar. Finalmente, y luego de poco mas de año, se logró la meta y hoy tenemos una Ley de Conciliación de la vida laboral y familiar cuyos principios son la Corresponsabilidad Social y la Parentalidad Positiva.


Es notable con la fuerza que la comunidad de YoQuieroEstar impulsó esta Ley que no tuvo ningún voto en contra en todas las instancias que fue discutida en el Congreso.

En retrospectiva veo como las mujeres somos capaces de reinventarnos constantemente para poder ejercer diferentes labores. La resiliencia y la fuerza viene   sin duda del hecho de ser madres.


Mi experiencia no es extraordinaria pues la he visto en cientos de testimonios que recibimos diariamente y me doy cuenta lo importante que es pertenecer a una comunidad con la que compartes intereses comunes, sumando fuerzas para lograr los objetivos.


Y finalmente YoQuieroEstar pronto será una Fundación. El futuro aún no está escrito pero seguro que vendrán nuevos desafíos.








Comentários


bottom of page