Columna de FABIOLA OLATE

Fabiola Olate reunió todas sus vivencias, experiencias y estudios para Fundar con vocación de servicio y consciencia social activa, la Comunidad Mujeres INfluyentes en el año 2016. Diseñadora de profesión. Cuenta con estudios de psicología humanista, Couseling ECP. Es Certificada Coach Ontológico en Newfield Network.



ESPERAR EL AÑO NUEVO CON RAÍCES PROFUNDAS


Estamos a solo tres días de despedir el 2021 y no puedo dejar de pensar que estamos dejando atrás un año bastante complejo. Sin duda esta complejidad trajo consigo grandes aprendizajes, desafíos, el soltar viejas creencias y mirarnos hacia adentro para sacar lo mejor de cada uno.


Mi invitación para recibir el nuevo año es ocuparnos en conocer cuales son nuestras fortalezas internas para enraizarnos como el bambú japonés y que los fuertes vientos no nos tumben en la primera sacudida.


Para fortalecer nuestras raíces, existen algunas principales hormonas que trabajan unidas, en red, para hacernos sentir bien, más felices, motivados y con más energía.


Te quiero contar cuales son estas principales hormonas de la felicidad y sus efectos.


  1. Oxitocina: Hormona del amor. Aumenta la sensación de confianza y apego, reduce el estrés.

  2. Serotonina: Hormona de la Felicidad. Mejora el estado de ánimo, reduce la ansiedad.

  3. Dopamina: Hormona de la motivación. Refuerza el impulso y la motivación de nuestro interior.

  4. Adrenalina y Noradrenalina: Hormona de la valentía. Proporcionan estrés positivo a corto plazo, aumentan la concentración y la disposición para actuar.

  5. Endorfinas: Hormonas de la energía. Inhiben la percepción del dolor. Fortalecen la motivación.

  6. Feniletilamina: Hormona del placer. Aumenta el deseo y el sentimiento de enamoramiento.


Según explica la investigadora estadounidense Loretta G. Breuning en su libro Habits of a happy brain, cuando tu cerebro emite uno de los químicos que conforman el ‘el sexteto de la felicidad’, te sientes bien. Ahora, la clave es saber que tú puedes fortalecer estas hormonas con sencillos hábitos diarios.


Endorfinas: hacer ejercicio y comer picante

Las endorfinas destacan por su efecto analgésico. Son las sustancias encargadas de provocar la acción anestésica en el cerebro, y por este motivo juegan un papel esencial en nuestro sentimiento de felicidad.

¿Cómo puedes aumentar tus niveles de endorfinas?

Haciendo ejercicio. Además, las actividades sociales, como salir con amigos y comer en familia, te pueden ayudar a conseguir una dosis extra. Si en estas comidas eliges ingredientes picantes, mejor que mejor, ya que contienen opiáceos naturales, es decir, más sustancias analgésicas para el cuerpo.


Serotonina: tomar el sol habitualmente

Hora de salir a la terraza y aprovechar que en la primavera aumentan las temperaturas. La serotonina se conoce directamente como la ”sustancia de la felicidad”, así que ya te puedes imaginar lo importante que es para nosotros. De hecho, muchas medicinas antidepresivas se basan en ayudar a los receptores de la serotonina del cerebro.

Para que tu cuerpo produzca serotonina, lo mejor es tomar alimentos ricos en aminoácido triptófano, como, por ejemplo, queso, pollo, huevos o pescado. Además, según explican algunos neurocientíficos del portal Psichology Today, la serotonina se puede producir al exponerte a la luz del sol y haciendo ejercicio físico aeróbico.


Dopamina: comer fruta muy madura

¿Te suena esta hormona? Tiene que ver con el amor, pero también es responsable de las adicciones. La dopamina provoca placer y hace que te sientas bien, y la mejor manera de tener altos niveles de esta sustancia en tu cuerpo es, según parece, comiendo fruta madura.


Oxitocina: salir con amigos y familia

Esta hormona nos ayuda a sentir una mayor seguridad y socializar mejor. Además, produce tranquilidad y reduce la ansiedad y el estrés. Gracias a esta sustancia, sentimos confianza a la hora de socializar y conocer a nuevas personas. Este mismo proceso genera más oxitocina en nuestro cuerpo y una sensación de ‘éxito’ y felicidad. La pandemia nos tuvo por casi dos años sin contacto físico con nuestros seres queridos, amistades , compañeros de trabajo. Sumado a la ausencia de eventos y lugares sociales, esto nos ha debilitado la producción de algunas de estas hormonas, en el especial la oxitocina.


La pandemia trajo consigo cambios y preocupaciones. El distanciamiento físico fue la condición para combatir la propagación del corona virus. Esta ausencia de abrazos desafió la necesidad de interacción con las personas, y sumó a nuestra vida la falta de segregación hormonal tan necesaria para nuestro organismo como el alimentarnos bien.


La oxitocina es una sustancia química conocida como la hormona de la felicidad. ¿Su falta podría tener un costo psicológico y derivar en sentimientos de ansiedad, soledad, miedo y hasta depresión.


La oxitocina es una hormona y un neuropéptido que se activa con las caricias, lo cual favorece los sentimientos de apego. Mejora el bienestar y fortalece las relaciones interpersonales.


Se trata de una sustancia mensajera compuesta por nueve aminoácidos que produce el organismo y se libera en el cerebro. El hipotálamo se encarga de la producción, mientras que la glándula pituitaria (hipófisis) libera la sustancia activa. Como neurotransmisor, la oxitocina actúa directamente en el cerebro y, como hormona, ingresa al cuerpo a través del torrente sanguíneo.


También se la conoce como la “hormona del apego”. De hecho, la oxitocina juega un papel central en las relaciones interpersonales. Además, refuerza la confianza en la pareja y aumenta la excitación sexual.


Otra función de la oxitocina es la gestión del estrés. De hecho, regula la presión arterial y los niveles de cortisol, cuyo sobrenombre es “hormona del estrés”. Una secreción demasiado alta de cortisol o la liberación crónica de esta hormona pueden provocar problemas de salud.

La oxitocina contrarresta este fenómeno y nos ayuda a relajarnos. De hecho, en el proceso de búsqueda e investigación sobre esta hormona, algunos estudios han sugerido que la oxitocina podría ser un enemigo natural de la depresión.


Hoy Chile se ubica como la segunda mejor economía del mundo para vivir en pandemia, según el Ranking Blooberg.


Es estas fiestas y vacaciones la invitación no es bajar la guardia con el contagio, pero si aumentar nuestra hormonas, fortalecer nuestras raíces para empezar un nuevo año lleno de amor, felicidad, motivación y energías.

Feliz año nuevo!

Fuentes:

https://blogthinkbig.com/habitos-fortalecer-hormonas-felicidad

https://www.psychologytoday.com/us

https://www.foodspring.es