top of page

Columna de ESTRELLA FLORES-CARRETERO

doctora en Psicología clínica y educativa por la Universidad Complutense de Madrid y realizó diversos Master sobre Psicología Transaccional, Psicología Educativa, Trastornos de Personalidad, Trastornos Educativos y en Dirección de Empresas. Su pasión por «la conducta humana» la ha empujado a dedicar su vida profesional a la psicología clínica y a la pedagogía, ejerciendo la docencia tanto a nivel escolar como en el ámbito de la formación de profesores y Equipos Directivos de distintas compañías y en fundaciones de áreas educativas en España. En la actualidad, es Directora General de cinco Colegios en distintos puntos de España donde ejerce la gestión pedagógica y la puesta en marcha de proyectos de innovación educativa.


LAS 3 VENTAJAS DE SER UNA MUJER ALFA

Seguramente ya has leído este término a lo largo de nuestro blog, pero ¿sabes realmente lo que significa ser una mujer alfa? Más allá de ser el nombre de uno de los proyectos del IEIE que busca impulsar el liderazgo y el empoderamiento femenino, es una actitud de vida que te impulsará al logro de metas.


Y es que justamente, si desarrollas las características de una mujer empoderada entonces eres una mujer alfa. Pero para que dicho proceso ocurra, es necesario que tomes consciencia de ti, de lo que vales, de lo que puedes aportar, que tu independencia y seguridad propia.


Porque ser una mujer alfa es tomar conciencia de tus habilidades personales y en inteligencia emocional para liderar a un grupo o una comunidad. Y esto solo es posible cuando tomas revisas exhaustivamente tus patrones mentales y te das cuenta de aquello que debes cambiar o potenciar en ti.


Así que si quieres saber qué es ser una mujer alfa y formar parte de la cultura empoderada, sigue leyendo y entérate sobre cuáles son las ventajas que conlleva convertirse en una y en qué actividades puedes participar para potenciar dichas habilidades en ti.


Ser una mujer alfa es ser una mujer con convicciones sociales lejos del estereotipo culturalmente aceptado, donde los hombres mandan y las mujeres solo están destinadas a dirigir la casa y el cuidado de los niños. De hecho, es un concepto donde entran las cualidades de las mujeres empoderadas.


Entre dichas cualidades de una mujer empoderada está el ser decidida, tener capacidad de liderazgo, mantenerse en constante aprendizaje, dar su opinión sin temor, ser económicamente independiente, tener muy buena autoestima, valorar sus logros y buscar el crecimiento de su comunidad.


Como es una mujer empoderada, es importante destacar que ella puede decidir libremente si tiene hijos o no, si se casa o no. Lo importante es que más allá de todos estos roles, que también son los de una mujer, ella tiene libertad de decisión en cuanto a lo que desea hacer con su vida.


¿Cómo saber si eres una mujer alfa o una mujer con carácter?


Es importante que aprendas desde ya a reconocer si eres una mujer alfa o si solo eres una mujer con carácter, pero de mucho ímpetu en salir adelante, pues aunque ambos estilos son bastante parecidos, existen ciertas sutilezas que diferencian a una de la otra.


Por ejemplo, ser una mujer alfa implica tener una autoestima saludable y contar con el desarrollo de habilidades en inteligencia emocional, que son tan indispensables para el liderazgo femenino. En cambio, las segundas por lo regular sienten necesidad de aprobación y suelen ser inseguras.

Pero este escenario puede cambiar. Una mujer con carácter puede aprender a cómo ser una mujer empoderada, y así ser una mujer alfa, capaz de tener la suficiente confianza en sí como para lograr sus metas. Todo es cuestión de trabajar en sí misma.


¿Se nace para ser una mujer alfa?


Todas las mujeres nacemos con distintas cualidades que nos hacen únicas. Sin embargo, es probable que aunque todas podemos ser una mujer alfa, algunas se vean más motivadas por su entorno en desarrollar estas capacidades más que otras mujeres.


Aunque pienses que las cualidades de una mujer empoderada son de nacimiento, la verdad es que estas se desarrollan gracias a un entorno donde florezca una cultura empoderada, y este cambio solo es posible impulsarlo desde una educación de calidad tanto en la escuela como en el hogar.


Características de ser una mujer alfa