Columna de DORIS FAÚNDEZ

Ingeniero en Administración de Empresas, mención Marketing y especialista en Recursos Humanos.

Co-creadora de BEP agencia. Asesora de Recursos Humanos. Auditoria Interna Tri-norma ISO 9001 -14001 - 45001. Gerente de Gestión y desarrollo en Comunidad Mujeres INfluyentes.


¿QUÉ NOS ESTÁ PASANDO?

Conversando con mi amiga @yolandaariassm, Profesional que se abrió paso en el Área Industrial, mayormente dominada por hombres, que además ha estudiado durante años Metafísica, Tarot, Tameana, Numerología, Chamanismo entre otras ramas relacionadas con la energía, sanación, espiritualidad, bienestar integral: cuerpo - mente - alma de nuestro ser.


Para entrar en el contexto de esta columna, les contaré su experiencia:

Ella renegó por años sus habilidades “diferentes” por ser “incomprendida", "lapidada", "burlada", "negada" y "aislada" muchas veces.

Pero en algún punto y a través de los años, se dio cuenta que tenía dos caminos y que debía tomar una decisión, la más importante hasta ahora, de su vida. Considerando que su mayor temor era: ¿Cómo me verán y actuarán los demás frente a mí? ¿Cuál será la aceptación en los diferentes ámbitos? (social, cultural, laboral y de religión a grandes rasgos).


Uno de sus caminos era seguir renegando de sí misma todos los días, seguir no aceptando su otra mitad. Continuar en un trabajo “normal”, siendo su zona de confort el área industrial.


Su otro camino y por el que optó, a pesar de todo lo que significaba esto y al cual hoy se dedica un cien por ciento, fue aceptar su otra mitad y ser lo que ella quería y podía ser. Asumiendo todas las consecuencias de esa decisión y cumpliendo consigo misma.


Cuando uno elige el camino de la aceptación, de ser lo que uno quiere ser, es necesario primero comenzar por conocerse. Tener la humildad para reconocer mis fortalezas y debilidades. La convicción en mí, me fortalecerá para avanzar en el camino.


No es fácil llegar y decidir ser lo que quieres ser, esto involucra trabajo, esfuerzo, sacrificio, convicción y perfeccionamiento de tus competencias, habilidades blandas, estudio teórico y práctico. Tiempo. No es un camino fácil ni corto.


En nuestra experiencia con personas y empresas, debo primero decir, que todos hemos pasado por un periodo muy difícil, de mucha inconformidad, incertidumbre, desdén, irresponsabilidad, negatividad, quejas, agresividad, energías pesadas, una economía frágil, mucha crisis existencial y por sobre todo desamor por nuestro planeta y por nosotros mismos.


En esta conversación, nos llama considerablemente la atención, que vemos que varias empresas si están dando oportunidades laborales, nos sorprende la falta de compromiso que existe en los candidatos que quedan con el cargo, simplemente no llegan a trabajar, no informan a la empresa o no sienten ninguna empatía con los otros postulantes que si necesitaban el trabajo, ni con la empresa que les dio la oportunidad. Y no nos olvidemos el gran porcentaje de deserciones y renuncias laborales.


¿Qué nos está pasando? ¿Dónde está el valor de la palabra? ¿Qué pasa con mi necesidad?

Son muchas las interrogantes que podemos mencionar, finalmente nos damos cuenta de la inconsecuencia de las personas, falta de compromiso, egoísmo y que la poca empatía es cada vez mayor. ¿Contradictorio no? ¿En qué iremos a terminar?


No somos capaces de reflexionar en nuestros actos y actitudes, debemos ser conscientes de que no solamente se centra en uno, sino que también afecta a otros.


Nos preguntamos por qué hay tanta depresión, crisis de angustia, crisis de pánico, estrés, cuestionamiento interno, quiero hacer pero no hago… ¿Qué más nos tiene que pasar para entender Primero el Mensaje. Junto con esto, nos preguntamos ¿Qué nos falta para ayudar a sanarnos? ¿Por qué nos cuesta tanto reflexionar en nuestro ser interior? ¡Ojalá algo de esto te resuene!


Les envío un abrazo gigante, cargado de un rayo potente de luz y energías positivas. A todos y cada uno de ustedes.


Por mi parte, siento que no podría escribir esta columna, sin haber iniciado este camino hace algún tiempo, lo que me ha llevado a ser mejor persona y profesional. Si quieres sanar, mejorar y avanzar. También existe este camino…