top of page

Columna de DANIELLA GILLMORE

Gerente General en Gillmore Winery.

¿QUÉ ES LA FELICIDAD?

Una emoción? ¿Un sentimiento o un estado? ¿Cuándo somos felices? Qué nos hace felices?


Son muchas preguntas, y quizás todas nos llevan a un mismo punto, para mi es una decisión, yo decido ser feliz valorando cada momento que vivo, aprendiendo de el, construyendo en base a el.


Y pienso en fluir, influir, confluir y creo que existe un lazo tan fuerte entre estas tres etapas y la felicidad.


Cuando yo acepto y soy protagonista de mis decisiones y vida, comienzo a fluir, al fluir con total naturalidad y tranquilidad, comienzo a influir en otros, a generar bienestar en sus vidas abriéndoles nuevos caminos, nuevas oportunidades, influyo en mi comunidad, en mi familia, y genero ambientes en los cuales confluimos con un mismo objetivo: alcanzar un estado de plenitud y felicidad.


Es por eso, que para generar un cambio tenemos que actuar con amor, deberíamos sonreír más, escuchar más, como dicen nunca sabremos lo que una simple sonrisa puede hacer.


Las mujeres tenemos un rol fundamental como agentes de cambio, y al unirnos en pro de un objetivo somos capaces de dar vida a grandes sueños, desde la antigüedad las mujeres eran lideres en sus tribus, entendían los ciclos y la naturaleza con solo observarla, celebraban las lunas en círculos de piedras y juntas dirigían el destino de sus clanes.


Hoy a través de organizaciones como Mujeres INfluyentes podemos continuar nuestro rol, dando herramientas, apoyo, y generado redes para mujeres que necesitan orientación, juntas confluimos en algo mayor, algo que genera cambios en nuestro entorno, nuestras familias, nuestra comunidad y que se puede resumir en llegar sentir un estado de plenitud, un estado de paz en donde soy feliz, y me doy cuenta que con mis acciones genero felicidad en otros.