Columna CAROLA FUERTES

Ingeniera Civil Electrónica y Life Coach Certificada, trayectoria profesional en Procter&Gamble, Clínica Alemana y LATAM Airlines.

PREGUNTAS ÚTILES VS. PREGUNTAS INÚTILES

Desde chica siempre fui bien preguntona. Me cuestionaba todo y les preguntaba un montón cosas a mis papás. (Ahora que tengo una hija de 4 años y un hijo de 6, les mando fuerza y un abrazo agradecido a mis papás en esa época).


En mi vida de estudiante y después al principio de mi carrera profesional, este hábito me jugó a favor. Nunca tuve vergüenza de preguntar cuando no entendía algo, y seguía preguntando hasta que entendía.


Con la madurez me fui dando cuenta de la distinción entre preguntas útiles y preguntas inútiles y ha sido super potente ir aplicándola en mi día a día.


Las preguntas son excelentes herramientas de autoconocimiento y para conocer mejor el mundo, tu entorno y a otras personas.


Al cerebro le encantan las preguntas. Hacerte una pregunta es como darle una misión a tu cerebro y aunque no siempre sea un proceso consciente, en tu subconsciente, el cerebro siempre va a contestar como pueda.


Pero no todas las preguntas son igual de útiles…


Las Preguntas Inútiles son las que presuponen una situación o un estado negativo, algo que tú no quieres.

Al usar estas preguntas, te quedas atrapada en ese estado negativo no deseado.


Ejemplos de Preguntas Inútiles:

- ¿Por qué no logro bajar de peso? - ¿Por qué nadie me quiere?

- ¿Cuánto más tendré que soportar?

- ¿Para qué molestarme si nunca lo he logrado antes?

- ¿De qué sirve que me esfuerce si igual nadie me valora?


Al cerebro le encanta contestar y también estar en lo cierto. Entonces va a responder en una manera que no contradiga la creencia implícita en la pregunta.


Las respuestas a estas preguntas serían, por ejemplo:

- Porque toda tu familia tiene sobrepeso, debe ser genético…

- Porque no eres suficientemente querible…

- Hasta la muerte…

- Toda la razón, date por vencida ahora mismo…

- De nada, mejor dejar de seguir esforzándote…


Como ves, esas preguntas no te ayudan a superarte ni a crecer. No te ayudan a encontrar la manera de bajar de peso, de quererte incondicionalmente, de lograr eso que quieres por primera vez. Son preguntas con valor $0.-


Las Preguntas Inútiles te cierran posibilidades, las Preguntas Útiles, las abren.


Las Preguntas Útiles te ayudan a encontrar soluciones a tus problemas y saber hacerlas es una habilidad que se puede practicar y desarrollar.


Ejemplos de Preguntas Útiles son:

- ¿Qué no he intentado aún que podría funcionarme para dejar de comer en exceso cuando estoy estresada?

- ¿Cómo puedo cultivar más y desarrollar más mi amor por mi misma?

- ¿Dónde quiero poner mis límites?

- ¿Creo que soy capaz de lograr algo nuevo que nunca he logrado antes?

- ¿Cuánto me valoro yo misma?, ¿Qué estaría dispuesta a hacer y a dejar de hacer si no estuviera buscando validación externa?


Como puedes ver, las Preguntas Útiles te potencian y abren posibilidades, te ayudan a solucionar problemas.


¿Qué Preguntas Inútiles has estado haciéndote que te han mantenido estancada en algún área de tu vida?


¿Cómo puedes transformarlas e incorporar más Preguntas Útiles a tu vida?


El sólo hecho de darte cuenta cuando estás usando Preguntas Inútiles te va a facilitar mucho la vida.


Además, ¡usar Preguntas Útiles es mucho más divertido!