CAROLA RUIZ

Auspicio Corporativo CRPC MEDIA, Innovación en transmisión y telecomunicaciones.


SIEMPRE PIENSO QUE LA ARENGA “MUJER EMPODERADA” IMPLICA IRÓNICAMENTE LA PRE - EXISTENCIA DE LA FALTA DE PODER.



Revisando parte de mi infancia podría explicar esta ilusión de falta de poder como la consecuencia de todo lo que se nos educa culturalmente en nuestro país.


Pienso que sin saberlo muchas llegan a creer que este es el estado natural de ser mujer .

Comencé muy niña - menor de edad - a trabajar en moda logrando un alto desarrollo en esa profesión. A lo largo de los años y los países donde residí formé el estado, para mí, natural de ser : empoderada sin duda alguna. Y es esta creencia, el estado mental que tengo . 


Sin duda, parte de algo superficial cómo la explotación sobre el estereotipo de la belleza y sé que mi experiencia no es la de todos - menos pontifíco sobre lo que he vivido - pero puedo extender que sentirse de una manera, forma la creencia y realidad en la que vivimos.


Todos tenemos ese poder - el que no nos faltó nunca- aunque la educación que nos toque insista en lo contrario. Entenderlo ha sido clave para lo estoy haciendo hoy.


Me he aventurado desde Chile en el rubro de Transmisiones y Telecomunicaciones. Sin estudios previos en esta área - que es la primera falta de poder que una misma subraya antes que otros - lo hice con la simple pero poderosa premisa de que : Estoy segura que puedo.


Sumó a esto que nuestro mercado se basa en la transmisión de deportes en vivo y además globales (OTT) - un sector con gran crecimiento y altamente masculino - lo que hace aún más grande el desafío y también la oportunidad. Buscamos ayudar al desarrollo de nuevas economías locales desde lugares remotos, partiendo por las islas del Pacífico. Y aún más ambiciosamente colaborar con a la creación de islas inteligentes pro acciones en el cambio climático.


En la etapa de inversión en Chile he visto que existe mucho interés en nuevos medios y tecnología, ponderando positivamente el riesgo , la innovación y lo disruptivo; no obstante la decisiones se muevan contradictoriamente en el plano de lo seguro, moderado, conocido y tradicional. Y a mi modo de ver esta cultura es el obstáculo más grande a sortear. No la falta de empoderamiento. Ni lo que uno crea de si misma.


Es cierto que aquí la creencia en uno misma no es suficiente, sino la creencia que los otros tienen de ti pasa a ser el factor de logro. Realizaremos transmisiones ponderando alta calidad deportiva y de imagen ; subrayando la igualdad de género - si, las deportistas mujeres ganan menos que los hombres- y cómo mencioné, de la mano de acciones por el cambio climático. Y en lo que creo y estoy segura es que además, lo haremos rentablemente.


Las preguntas que debilitan el empoderamiento en mis presentaciones surgen naturalmente en una, pero más en los demás . Si pudiese agregar a favor del discurso feminista , un capital femenino que no creo que exista, pero con el propósito de provocar la idea de estas líneas, diría : “Una vez una sobrina me dijo : no tengo todas las respuestas”.



Y esa es la mejor de las respuestas . En todo plano y en lo que emprendo ahora. Agregaría que nunca las sabremos si no nos aventuramos a ello. Y es en esto que sii estoy empoderada y creo que es la forma de empezar a pensar para que las cosas sucedan.


Cuándo nos unimos bajo un mismo discurso, también diluimos nuestra individualidad. Y en eso somos únicos, el comienzo del poder es reconocer que lo tenemos como individuos.