Columna de DORIS FAÚNDEZ

Ingeniero en Administración de Empresas, mención Marketing y especialista en Recursos Humanos.

Creadora de BEPagencia. Asesora de Recursos Humanos. Auditoria Interna Tri-norma ISO 9001 -14001 - 45001. Gerente de Gestión y desarrollo en Comunidad Mujeres INfluyentes.


NO SÓLO ES DEPORTE, ES LO QUE NOS PASA EN LA VIDA.

Cuando abrieron la franja para hacer deporte este año, me dio una alegría tremenda, ya que si bien el año pasado en plena pandemia logré hacer ejercicios en mi casa igual sufrí de estrés, como muchos, tuve una sobrecarga de tareas tanto domésticas como laborales. Así que este año apenas se pudo, volví a trotar... estaba muy feliz, ya que los beneficios del deporte son siempre positivos (*): Favorece el aumento de la potencial cerebral. Reduce la depresión e incrementa la confianza en la imagen cerebral. Previene problemas respiratorios y mejora el asma bronquial. Reduce el riesgo cardíaco, disminuye la presión arterial y corrige el colesterol en la sangre. Mejora la calcificación de los huesos previniendo la osteoporosis y la osteopenia. Mantiene y mejora la flexibilidad. Produce hormonas del bienestar. Aumenta la masa muscular y mejora la postura corporal. Promueve la inmunidad. Reduce el sobrepeso y mejora la digestión. Disminuye la incidencia de Diabetes y ACV.


Comencé trotando entre dos comunas (vivo en las afuera de Santiago), si bien estaba haciendo deporte, ponía mi foco en lo que estaba fuera de mi ruta: los autos que pasan muy rápido y muchas veces adelantan por la ciclovía (donde se puede trotar y/o caminar), de los ciclistas que llegan y pasan a alta velocidad, los árboles no podados y que podían provocar un accidente y el miedo de los asaltos (los que han ido en aumento día a día); en conclusión no podía disfrutar del deporte ni enfocarme en mi objetivo y tampoco en la meta que me había propuesto. Luego de una semana, me enteré de que el Estadio Municipal estaba abierto en la franja deportiva - elige vivir sano. Al llegar, lo primero que me pasó fue sentir la Libertad, ya que nos encontramos en cuarentena con dos permisos para salir a la semana, totalmente restringido en nuestro actuar, encontré que esa hora de deporte era Mi Libertad!, algo tan simple como poder caminar o trotar en un lugar más seguro y con todas las condiciones para hacer deporte. Felicidad absoluta! Luego en la pista de atletismo con seis carriles y donde el carril seis y cinco son para trote lento y/o caminata, el carril cuatro es para ir más rápido y así llegando al carril número uno, que es donde se corre. Partí en el carril seis, a mi ritmo, mis capacidades, mis ganas y corazón he ido subiendo de carril a medida que avanzo y mejoro mi rendimiento, con perseverancia, mucha mente y enfocada en mi objetivo.


Les comparto esta experiencia porque pienso que esto es lo que nos pasa en la vida cada vez que tenemos algún desafío, a una meta que llegar o un objetivo que cumplir.


Tenemos varios caminos que nos llevaran a la meta, pero está en nosotros descubrir cuál es el camino correcto, el que llegaremos pero nos costará mucho más ya que deberemos preocuparnos por muchos agentes externos (la ciclovía entre comunas) o donde podemos fluir, aquel lugar donde están todas las condiciones para llegar a tu meta pero que a la vez puedes ir subiendo la velocidad a conciencia, con perseverancia y acompañado de personas que están haciendo lo mismo que tú, por lo mismo empatizan, te acompañan y te animan.


Siempre tenemos opción para todo en la vida, sólo se trata de elegir el camino que te acomode, te permita ir creciendo paso a paso y a tu ritmo. Ánimo! Siempre podemos un poquito más!







(*)Fuente: importancia de la educación física