“Ciclo o diálogos negativos"


El problema comienza cuando nos sentirnos SOLOS, desconectados, no importantes, ni queridos y reconocidos por nuestra pareja. Entonces echamos mano de estrategias para afrontar el dolor de la distancia. Estas son INCONSCIENTES y suelen funcionar por un tiempo. Primero PROTESTAMOS, RECLAMAMOS para volver a estar conectados, si no da resultado, nos ALEJAMOS o APAGAMOS (dejamos de intentar estar cerca). Un ciclo negativo nos atrapa. Cuando estas dinámicas se tornan constantes o se mantienen por largos periodos de tiempo, nos lastiman y a nuestra relación. El alejamiento se torna inevitable ya no nos sentimos a salvo. Empezamos a suponer lo peor del otro y de la relación. Y el amor desaparece.

DINÁMICAS O DIÁLOGOS NEGATIVOS

Este tipo de dinámica esconde una profunda vivencia de separación. Cuanto más tiempo lleva distanciada una pareja, más dañinos se vuelven sus desencuentros producto del ciclo negativo.


Pueden ser de tres tipos:

A la Caza del culpable, Perseguidor-Perseguido y Danza de Hielo.


1) A LA CAZA DEL CULPABLE. ¿Quién tiene la culpa?

Se los escucha decir: “Por supuesto que vos...Siempre...”. “No sos capaz…Siempre la misma…”, “Siempre el mismo descuidado,…incapaz de…”.

Aparece la CRITICA (creemos que el problema es el carácter del otro/a o su estado actual)

LA CONDUCTA DEFENSIVA (critica en respuesta a otra crítica anterior)

EL DESPRECIO, la descalificación (es la crítica desde un lugar de superioridad, “yo tengo la razón y tu estas equivocado”, “mi perspectiva es mejor”, a veces se presenta con bromas sarcásticas)


2) PERSEGUIDOR-PERSEGUIDO es la que se presenta con mayor frecuencia

Ejemplos: “Nunca me escuchas….”, “Siempre la misma”, “No sé qué pensás…me dejas solo con todo…”, “Te vas a tu mundo…nada te importa”

· Uno está en la postura CRITICA Y AGRESIVA, el otro DISTANTE y a la DEFENSIVA

· El bucle negativo se desata: la REACCION NEGATIVA de uno, GENERA la HOSTILIDAD DEL OTRO. Se instala el RESENTIMIENTO, la DESCONFIANZA y el DESENCUENTRO.

Los motivos de la pelea son lo de menos. SE DESATO EL PROCESO TOXICO

La relación se ENVENENA. “SIEMPRE AMBOS están A LA DEFENSIVA ENFADADOS Y FRUSTRADOS”. Llegan a la conclusión que el otro es insensible o cruel o se culpan a sí mismos.

Esta dinámica refleja la perdida de la fuente de APOYO EMOCIONAL de cada uno. Se sienten desvalidos, desesperadamente necesitan recuperar el sustento afectivo perdido en la relación.

3) DANZA DE HIELO O RETIRADA-RETIRADA (pared de piedra o Indiferencia). Cada uno piensa: “Ya no me importa lo que haga…yo hago la mía y que haga lo que quiera”, “Ya no le hablo, ¿para qué, para pelear, para que no me responda?, “Todo le da igual…”, “Estamos mejor así, cada uno en sus cosas”.

Toda la relación en este punto, gira en torno: a) a la necesidad básica de vinculación afectiva (que no se reconoce ni se manifiesta) y b) al miedo a perderla (por lo cual se evita hablar, discutir o acercarse) como sostiene Susan Johnson. Dicen internamente: “ES MAS SEGURO RETIRARME que correr riesgo de perder del todo esta relación”. Se percibe exactamente lo contrario del otro lado. Los implicados en esta desesperanzadora y frustrante dinámica, suelen decir con pena: “Ya ni me mira, ni me dirige la palabra…”, “No me saluda”, “Hay una pared entre nosotros cuando dormimos juntos”, “Siento el frio a su lado”.

Es clave: Saber COMO SE ACTIVAN ESTAS DINÁMICAS EN LA RELACIÓN Y DESACTIVARLAS


Los remedios estándar no sirven cuando está en juego la seguridad del lazo emocional y la ansiedad de separación. Ni las técnicas de comunicación efectiva, ni la empatía dan resultado. Para desactivarlas:

1. Necesito ser capaz de detectar las dinámicas negativas (antes mencionadas),

2. Conocerlas a fondo y ver cómo funcionan y cuáles son los disparadores en mí y en mi relación

3. Reconocer cómo cada uno las alimenta sin darse cuenta.


¿Qué hay debajo de estos diálogos o dinámicas negativas?

La persona amada es nuestro REFUGIO EN LA VIDA. Cuando se vuelve emocionalmente inaccesible la sensación es de:

· Ser ABANDONADO

· ESTAR A LA INTEMPERIE

· Estar SOLO E INDEFENSO


Entonces en la superficie aparece el enojo, la frustración, el desprecio, el agotamiento, la desesperanza y el dolor. Pero debajo, hay mucho MIEDO. A ser abandonado, a haber dejado de ser querible, a no ser valorado, a ser herida, a no sentirme seguro o suficiente para el otro.

A veces solos no podemos parar estas dinámicas. Ahí precisamos PEDIR AYUDA profesional ADECUADA.


¿Cuál es el DESAFÍO PRIMORDIAL?

Desenmascarar juntos los ciclos negativos. Saber que estas dinámicas son el ENEMIGO, no mi compañero. Recordar que esconden el anhelo de conexión emocional y la búsqueda de seguridad por parte de ambos.

TAREA: Los invito a descubrir los diálogos negativos más frecuentes en vuestra pareja y conversar juntos sobre este enemigo común y como pararlo.



Por: Sybila María Latorre

Licenciada en Psicología por la Universidad Católica del Uruguay.

Psicoterapeuta de adultos y parejas desde 1997.

Supervisora en el área clínica.

Terapeuta Certificada en Método Gottman, Formada en Gottman Institute (Estados Unidos)

Entrenadora de Talleres el Arte y Ciencia de Amar para parejas.


www.centrocrisalida.com